Páginas vistas en total

sábado, 11 de diciembre de 2010

la mujer dominicana

Generación tras generación, las dominicanas recibían de sus madres las costumbres que una buena ama de casa debía poseer, y el saber que acoge a la sumisión, como el camino perfecto hacia la redención espiritual.
 Su labor, sin embargo, quedaba restringida a segundos lugares aunque fuera importante, ya que las situaciones que exigían rapidez de pensamiento (para tácticas de guerra) o conllevaban  riesgos, estaban destinadas de manera exclusiva a los hombres.
Los valores culturales hispánicos opacaron a la mujer dominicana del siglo XIX.
Dominicanas: amas de casa entregadas y maestras por instinto Después de estar relegadas a la crianza de los niños y al cuidado del hogar, a las mujeres se les permitió ingresar en el área educativa; allí encontró los primeros espacios para ampliar sus conocimientos y dominios.

Las reivindicaciones que en el campo social, intelectual y político, ha logrado la mujer, desde un punto de vista de grupo, gremios sociales, partidos políticos y grupos de la sociedad civil, son numerosas.
En las últimas tres décadas la mujer participó en la vida pública, no de manera restringida, pero si aplacada por el duro escudo del dominicano machista, quien casi por obligatoriedad, tuvo que sensibilizarse y reconocer la capacidad y el alto nivel intelectual alcanzado por la mujer.
De cara al siglo 21, tenemos una sociedad mayormente femenina, con una alta participación en la vida pública, privada e intelectual. En la actividad electoral, le corresponden a la mujer el 33 por ciento de los cargos, esto gracias a la resolución legislativa del 8 de marzo dia internacional de la mujer.
Cuando la mujer haya logrado su emancipación económica verdadera; cuando haya desaparecido por completo la situación que la obliga a prostituirse en el matrimonio de interés o en la venta pública de sus favores; cuando los prejuicios que pesan sobre su conducta sexual hayan sido destruidos por la decisión de cada mujer de manejar su vida; cuando las mujeres se hayan acostumbrado al ejercicio de la libertad y los varones hayan mejorado su detestable educación sexual; cuando se viva días de nueva libertad y de paz, y a través de muchos tanteos se halle manera de fijar las nuevas bases de
unión entre el hombre y la mujer, entonces se dirán palabras decisivas sobre esta compleja cuestión. Pero la mujer dominicana  no escuchara  esas palabras. La época que les toca vivir es la de derribar barreras, de franquear obstáculos, de demoler para que se construya luego, en todos los aspectos, la vida de
relación entre los seres humanos
en los ultimos años la mujer esta mucho mas vulnerable ante lo diversos casos del feminicidios , (esposos que matan a sus esposas) alegando supuestos celos, situacion mucho mas penosa. Y es que aparte de todo lo que han tenido que pasar para llegar a lograr este 33 por ciento de participacion en la sociedad, sigue siendo la misma ama de casa, la madre, la empleada, la estudiante, osea tiene mejor desenvolvimiento y desarrollo personal, y ni hablar en la organizacion economica que esta pueda tener. esta serie de argumentos en lugar de ser reconocido con un mejor trato por sus esposos o conyugue conduce a tener muchos maltratos y desconfianzas que al final se convierte en una victima de sus propios marido el cual termina con su vida sin importar dejar sus propios hijos en lo horfandad y desprotegidos.

2 comentarios:

  1. Gracias por la crónica :) Supongo que queda mucho por hacer, pero hay un gran camino recorrido... como dice Saturnino "el futuro del mundo esta en manos de las mujeres".. ahí queda eso. :)
    un abrazote!

    ResponderEliminar
  2. Y ..., cual es tu impresión personal Iñaki??
    Porque esta "crónica" ...

    ResponderEliminar