Páginas vistas en total

viernes, 18 de marzo de 2011

Ya estamos a pleno rendimiento

Despues de unos cuantos dias de reorganizacion y trabajo extra para dar descanso a mis "dos compis" de trabajo que estaban bastante cansados motivados principalmente por lo del accidente y su responsabilidad de seguir con el negocio abierto mientras yo llegaba de España,  parece que ya vuelve todo a su cuurso normal. Aleyda ya está bastante recuperada, pero con muchos dolores todavia, y con orden de los medicos de no hacer esfuerzos, lo cual no cumple a rajatabla(es un poco cabezona, se parece a alguien que yo conozco, ajjajja), pero bueno. La camioneta al final la vamos a poder recuperar despues de los correspondientes arreglos de chapa y pintura, canbio de neumaticos y revision general de la misma, y obviamente, un gasto añadido de perras. Tambien hemos tenido algunos inconvenientes para conseguir un par de pescados que se venden mucho en la playa, la tilapia y el loro, ya que empieza a escasear y ademas, todo el mundo se esta cargando para la semana santa. Por cierto, lo de la semana santa no se como va a ser, pero la verdad es que las espectativas son tremendas, porque como aqui son muy religiosos, pues todo el mundo come pescado en esos dias y, a eso le añadimos que hay vacaciones, el resultado es que deben de ser dias de muchisimo movimiento y venta. Ya os lo contaré. Lo que si es cierto es que, ya se nota en el ambiente la llegada de esas fechas, ya que, como decia antes, todo el mundo esta comprando mercancia a lo bestia y los pescadores han subido los precios. Vamos, que para que me entendáis, la semana santa es como para nosotros las navidades en el sentido del consumismo total. Eso me viene muy bien, porque casi todo el consumo será de pescado.
La foto de los lambiseros no la puedo enviar todavia porque no he conseguido que me dejen una camara todavia, pero llegará

viernes, 11 de marzo de 2011

Senaciones extrañas en visita relampago a mi patria

La verdad es que si que ha sido un poco extraño eso de “ir de vacaciones a tu casa”. Los que habéis vivido esa experiencia sabéis de que hablo. Pero ha merecido la pena, ha sido corto pero intenso. Y, desgraciadamente no todo lo tranquilo que yo hubiera querido, pero bueno, ya que mi madre arrastró la infección en la pierna que traía de la republica dominicana y se pasó una semanita de vacaciones con todos los gastos pagados en ………el hospital, jeje. Yo creo que ese tema ya está superado. Y para colmo de males,  mi socio y mi novia tuvieron un accidente(durante mi estancia en España) con la camioneta que hemos comprado de segunda mano para el negocio el mismo dia que la estrenaron, a 500 metros del negocio en boca chica. Lo mas importante es que lo han podido contar, ya que, después de ver la camioneta y saber lo que pasó, explotó un neumático y encontraron uin charco de aceite en la carretera, los chicos han vuelto a nacer, Ahora que ya estoy aquí, ya les he visto, mi socio esta perfecto y aleyda, esta delicada, con dolores por todo el cuerpo, mareos….. Pero ahora no se escapa para pasar por el medico y hospital hasta que la pongan a punto. Y la camioneta, vamos a repararla para poder trabajar porque la necesitamos como el comer y, no podemos meternos en otra nueva.
En cuanto a éstos dias que he estado en Burgos, ha sido un placer disfrutar unos buenos momentos con mis sobrinitas pequeñazas(como crecen los enanos…!!) y con mi familia y  los buenos amigos que estan en ese lado del charco. Hay gente a la que no me ha dado tiempo a ver, será para la próxima vez o cuando vengáis a verme…
La vuelta a Santo Domingo ha sido muy cálida, y no me refiero solo al tiempo(parecido al fresquito burgales, jejje) y al recibimiento de mi socio y Aleyda, sino a un detallazo que me ocurrió cuando llegué a la pescaderia a trabajar, tenia un grupo de camareros de uno de los chiringuitos que hay al lado del negocio que se acercaron a verme y me dieron un aplauso de bienvenida y muchas muestras de cariño. La verdad es que parece que me han echado de menos en la playa, jajajaj. Y  mis marisqueros (asociacion de 40 personas que se dedican a  recorrer la playa de arriba abajo ofreciendo una especie de pulpo y calamar  a la vinagreta a los turistas, y que vienen todos los dias a ver a “España”y comprarle su mercancia) tambien estaban alegres  de verme. Yo les he obsequiado con unas pastitas y una chapa de pecaditos del mar que me han regalado mis amigüitos en Burgos, lo cual me hizo mucha ilusion. Prometo enviar foto del equipo de marisqueros uniformados con la chapa de pecaditos del mar, ¡¡que guapos estan,!! jajajja