Páginas vistas en total

viernes, 1 de abril de 2011

Un día rutinario del torco por estas tierras

  
Me levanto a las 07h, desayuno y me voy andando 5 minutos hasta una calle principal donde me monto en un carrito publico, que suele venir cargadito de gente, es decir, que me toca despertarme del todo ya que tengo que ir encogidito la mayoría de las veces para poder encajar en la lata de sardinas que se convierte el coche que no está preparado para llevar a 7 personas. Después, llego a un lugar donde paran las guaguas que van a Boca Chica, y ahí si que ya es la lotería, porque pasan cada 10 o 15 minutos, y cuando pasa una, llega otra y  espera ese tiempo antes de salir, y casualmente, ya sabéis, ley de Murphy, suelo llegar cuando se ha ido la guagua y me toca esperar a la siguiente….. ËSto cambiará añgunos dias a aprtir de ya, porque ya nos han dado por fin la camioneta, y eso me hará la ruta mas facil de ida y vuelta muchos dias.
Cuando llego a boca chica, sobre las 9h, me paro en un chiringuito cercano al mío y me tomo un cafecito, abro mi negocio, limpio un poco, charloteo con los camareros de los chiringuitos de alrededor del local nuestro y recibo a mis primeras maris clientas, una de ellas muchos días viene con un cafecito. Y luego, siempre hay algún proveedor que viene a traer mercancía o viene mi socio de la capital también cargadito de pececitos….. Y siempre pasan anécdotas varias, conversaciones interesantes con alguno de mis lambiseros, dejar al socio o aleyda en el local e irme  de paseo a saludar a las “maris" a sus negocios para hacer  lo que sé, de relaciones publicas y…….sembrar para luego recoger.. O ir a buscar a alguno que me debe algo de pasta para que me pague, etc………..
Después, a eso de las 20h cerramos el local y nos vamos a la zona del parqueo que esta muy cerca de nosotros , y donde esta la mayoría de nuestras maris a cobrar la mercancía, ya que muchas nos la cogen por la mañana y la cobramos por la tarde. Lo cual es un coñazo, pero de momento, hay que hacer de todo para vender y cobrar. La zona del parqueo, para que os  hagáis una idea, tiene la forma de la plaza mayor nuestra, y en su interior aparcan toneladas de coches llenos de dominicanos que van  a la playa a pasar el dia, y todos los locales que hay a su alrededor son pequeños o grandes negocios donde venden todos lo mismo, pescado frito, el cual yo surto, entre otros proveedores, entre los cuales esta nuestro famoso amigo Rodolfo, jajjajjajaja
Después, cuando no esta mi socio y en consecuencia, no tengo coche para volver a casa, me tomo un par de guaguas y un carrito para llegar a mi casa en la capital a eso de las 21h30 o 22h. Cenamos un poco y a dormir para otro día más de curro.
 La verdad es que llevo un ritmo muy fuerte, de vida poco que ver con la imagen que tenemos todos de ir o vivir en el caribe, pero yo creo que es un importante sacrificio que debo de realizar para llegar  a mi objetivo, vivir correctamente y económicamente tranquilo en un futuro no muy lejano, eso espero……, aquí en el caribe.

2 comentarios:

  1. Hola torco!
    ya te echábamos de menos por estos web-lares!!!!
    Podemos leer, que aunque es "la rutina de cada día", de rutinario la mayoría de los días no tiene nada de rutinario!!!
    Yo, personalmente, sigo esperando la foto de las "chapas"!!!
    Pero mientras tanto, es una alegría leerte, saber que estás bien, que sigues con mucho trabajo (bien!!!) y que merece la pena!
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  2. Ole y ole el resumen que has hecho de tu día a día... seguro que te has dejado un detalle: vas durmiendo de camino al trabajo, a que sí? jijiji :):)
    Un abrazo enorme y estoy con Ra, la foto de las chapas ya!

    ResponderEliminar