Páginas vistas en total

viernes, 11 de marzo de 2011

Senaciones extrañas en visita relampago a mi patria

La verdad es que si que ha sido un poco extraño eso de “ir de vacaciones a tu casa”. Los que habéis vivido esa experiencia sabéis de que hablo. Pero ha merecido la pena, ha sido corto pero intenso. Y, desgraciadamente no todo lo tranquilo que yo hubiera querido, pero bueno, ya que mi madre arrastró la infección en la pierna que traía de la republica dominicana y se pasó una semanita de vacaciones con todos los gastos pagados en ………el hospital, jeje. Yo creo que ese tema ya está superado. Y para colmo de males,  mi socio y mi novia tuvieron un accidente(durante mi estancia en España) con la camioneta que hemos comprado de segunda mano para el negocio el mismo dia que la estrenaron, a 500 metros del negocio en boca chica. Lo mas importante es que lo han podido contar, ya que, después de ver la camioneta y saber lo que pasó, explotó un neumático y encontraron uin charco de aceite en la carretera, los chicos han vuelto a nacer, Ahora que ya estoy aquí, ya les he visto, mi socio esta perfecto y aleyda, esta delicada, con dolores por todo el cuerpo, mareos….. Pero ahora no se escapa para pasar por el medico y hospital hasta que la pongan a punto. Y la camioneta, vamos a repararla para poder trabajar porque la necesitamos como el comer y, no podemos meternos en otra nueva.
En cuanto a éstos dias que he estado en Burgos, ha sido un placer disfrutar unos buenos momentos con mis sobrinitas pequeñazas(como crecen los enanos…!!) y con mi familia y  los buenos amigos que estan en ese lado del charco. Hay gente a la que no me ha dado tiempo a ver, será para la próxima vez o cuando vengáis a verme…
La vuelta a Santo Domingo ha sido muy cálida, y no me refiero solo al tiempo(parecido al fresquito burgales, jejje) y al recibimiento de mi socio y Aleyda, sino a un detallazo que me ocurrió cuando llegué a la pescaderia a trabajar, tenia un grupo de camareros de uno de los chiringuitos que hay al lado del negocio que se acercaron a verme y me dieron un aplauso de bienvenida y muchas muestras de cariño. La verdad es que parece que me han echado de menos en la playa, jajajaj. Y  mis marisqueros (asociacion de 40 personas que se dedican a  recorrer la playa de arriba abajo ofreciendo una especie de pulpo y calamar  a la vinagreta a los turistas, y que vienen todos los dias a ver a “España”y comprarle su mercancia) tambien estaban alegres  de verme. Yo les he obsequiado con unas pastitas y una chapa de pecaditos del mar que me han regalado mis amigüitos en Burgos, lo cual me hizo mucha ilusion. Prometo enviar foto del equipo de marisqueros uniformados con la chapa de pecaditos del mar, ¡¡que guapos estan,!! jajajja
           

3 comentarios:

  1. Bueno, bueno, ... me alegro de que el viaje de regreso haya ido bien!
    Un abrazote enorme para Aleyda!!! ahora te toca cuidarla!!!
    mucho ánimo también para tu socio!
    y mucho ánimo para todos! un reto más que habeis superado!!! Enhorabuena!
    Y ... no sé los demás, pero yo estoy deseando ver esa foto de todos con las chapitas!!!!! ;P
    Un abrazote!!!!!

    ResponderEliminar
  2. jajaja vaya manera de despertar, con una sonrisota!! me alegro de que la vuelta haya sido espectacular. espero que Aleyda se ponga buena pronto, a ver qué dicen los médicos.

    anda, que creo que a las chapas las has sacado partido.... vamos, que has elegido bien: justo se las has dado a los que se van recorriendo la playa jajajajaja buena manera de hacer propaganda :):)
    un abrazo enorme!!! fue una gozada tenerte por aqui y poder pasar un ratito contigo :)
    aquí tb se te echa de menos!

    ResponderEliminar
  3. bueno Iñaki!!! que en nada os vemos a todos otra vez por aquí, seguro!!! venga esa foto de los marisqueros con las chapas!!!
    ánimo a Aleida y a todos.
    un besote!

    ResponderEliminar