Páginas vistas en total

miércoles, 8 de agosto de 2012

La vida del emigrante

Ya voy a cumplir casi 2 años desde que empecé la aventura de venirme a vivir a éste lindo paisito. Siempre hemos oido hablar o conocemos a alguien que se fue al extranjero a buscar una mejor vida. Lo que podiamos intuir es que ese paso no era fácil. Utilizo la expresión intuir porque, ahora ya puedo hablar en primera persona de las sensaciones de un emigrante. Exceptuando los casos de la gente que va con un buen contrato en la mano, y que también tienen sus problemas de adaptación, conseguir asentarte en tu destino del planeta elegido es duro. Yo no lo he logrado todavía completamente, pero mi tesón y confianza en alcanzarlo me dan toda la energia positiva necesaria todos los días para llegar a mi gran meta, objetivo o sueño. Las zancadillas en el camino son inmensas y numerosas, pero hay que saber levantarse rapido y seguir caminando, y yo ya estoy echo un profesional en esa materia.
Muchos de los españoles que conozco por aqui ya son personas que llevan 30 o 40 años asentados, y que dieron el paso en su día porque tenían un familiar que les acogía para empezar, y les servía de padrino o enchufe. Ahora, muchos de ellos tienen pequeñas o grandes fortunas conseguidas a base de mucho sacrificio, pero tambien apoyados por ese padrino que les ayudó en los principios, económicamente o con contactos. Y, tambien a base de sacrificar a mucha gente por sus propios intereses, pero de eso hablaré en otro momento.
Mi caso, como ya conocéis es de los emigrantes sin contrato y sin padrino. Las ultimas noticias del emigrante lamado el torco es que ya he dejado de regentar mi pescaderia de Boca Chica, la cual he vendido a mi ex socio, ya que tenía otro trabajo que me absorvía completamente el tiempo y tuve que tomar la decisión. Pero, al hilo de lo de las zancadillas de la vida del emigrante que comentaba antes, resulta que ahora, 3 semanas despues de esa decisión me he quedado tambien sin el trabajo de encargado en el centro comercial que me tenía totalmente exclavizado y sin tiempo para nada de nada. Ahora, una vez más, comienza una nueva etapa de busqueda de trabajo o proyecto propio, con la gran diferencia con relación al momento que llegué al pais hace 2 años, que ahora ya soy casi dominicano, y a la experiencia adquirida en mi vida en España, hay que añadir los 2 añitos de lucha y experiencias varias por éstos lares, que me hacen afrontar el futuro con incertidumbre obvia, pero con mucho optimismo LLevo desde el lunes sin trabajo ni fuente alguna de ingresos, y mis sensaciones son un poco raras, feliz por ser otra vez libre y tener tiempo para todo, y preocupado por mi incierto futuro profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario